domingo, 26 de octubre de 2014

El poema de la semana

Del 27 al 31 de octubre

Nada dice acerca del amor

la hipótesis biológica

de que se trata de una reacción química.

 

No tengo ningún inconveniente en admitir

que te aman mis jugos interiores

que tu ausencia me intoxica la sangre de negra bilis

que al contemplarte

sube la tasa de mi monóxido de carbono

y los linfocitos se reproducen alocadamente.

 

Si me pongo lírica

y se me traba la lengua

¿cómo no reconocer que alteras mi metabolismo basal

y entorpeces mis digestiones?

 

Mis narinas tiemblan

aumenta la presión de la sangre

enrojezco y me altero

o sudo y palidezco.

 

Mi amor es gutural e instintivo

como el celo de los animales.

Cualquier metáfora que erija

como un vestido sobre la epidermis

será artificio.

 

Y sin embargo,

cuando te hablo,

evoco leyendas antiguas:

Tristán, Iseo, la cruel Turandot,

Dido, la enamorada, y la indiferente Helena

se amontonan en mi boca,

viajan,

en ríos blancos de saliva.

 

Hipótesis científica

o cultura,

lo mismo da:

mis vísceras no distinguen,

aman, sin preguntarse qué es el amor.


Cristina Peri Rossi

 


domingo, 19 de octubre de 2014

El poema de la semana

Semana del 20 al 24 de octubre


DECIR NO...


Decir no
decir no
atarme al mástil
pero
deseando que el viento lo voltee
que la sirena suba y con los dientes
corte las cuerdas y me arrastre al fondo
diciendo no no no
pero siguiéndola.

IDEA VILARIÑO

martes, 14 de octubre de 2014

El poema de la semana

Semana del 13 al 17 de octubre


PREGUNTAS DE UN OBRERO ANTE UN LIBRO


Tebas, la de las Siete Puertas, ¿quién la construyó?
En los libros figuran los nombres de los reyes.
¿Arrastraron los reyes los grandes bloques de piedra?
Y Babilonia, destruida tantas veces,
¿quién la volvió a construir otras tantas?¿En qué casas
de la dorada Lima vivían los obreros que la construyeron?
La noche en que fue terminada la Muralla china,
¿adónde fueron los albañiles? Roma la Grande
está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?
¿Sobre quiénes triunfaron los Césares? Bizancio, tan cantada,
¿tenía sólo palacios para sus habitantes? Hasta en la fabulosa Atlántida,
la noche en que el mar se la tragaba, los habitantes clamaban
pidiendo ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India.
¿Él solo?
César venció a los galos.
¿No llevaba consigo ni siquiera un cocinero?
Felipe II lloró al hundirse
su flota. ¿No lloró nadie más?
Federico II venció la Guerra de los Siete Años.
¿Quién la venció, además?
Una victoria en cada página.
¿Quién cocinaba los banquetes de la victoria?
Un gran hombre cada diez años.
¿Quién paga sus gastos?

Una pregunta para cada historia.

BERTOLT BRECHT

jueves, 9 de octubre de 2014

II CONCURSO DE MICRORRELATOS (CURSO 2014/2015)




Se convoca la segunda edición del Concurso de Microrrelatos en la Biblioteca del IES Aricel. Pueden participar en él todos los alumnos y alumnas matriculados en el centro.




Bases
 
Los participantes deben escribir un microrrelato a partir de una frase propuesta. Al principio de cada mes, en el tablón la biblioteca, se dará a conocer dicha frase.

Esta frase puede aparecer en cualquier lugar del cuento, no necesariamente al principio. La extensión de estos relatos será de un máximo de 100 palabras y el tema, libre.

Los relatos se depositarán antes del día 25 de cada mes en la biblioteca, en la “Caja de los microrrelatos”, que se encontrará en la mesa de la entrada. También pueden enviarse a la dirección de correo electrónico de la biblioteca:



Deben indicarse nombre, apellidos y curso del participante.

Al final de mes, durante el recreo del último jueves, se harán públicos los ganadores y se leerá el relato al que pertenece dicha frase. Además, los ganadores se publicarán también en el tablón y en el blog de la biblioteca. Al final de curso, entre los seleccionados de cada mes, se elegirán tres ganadores, que obtendrán diversos premios.



FRASE PARA OCTUBRE:


“Ustedes se empeñan en decir que estoy loco”




lunes, 6 de octubre de 2014

El poema de la semana

Semana del 6 al 10 de octubre

EL OFICIO DEL POETA

 
Contemplar las palabras
sobre el papel escritas,
medirlas, sopesar
su cuerpo en el conjunto
del poema, y después,
igual que un artesano,
separarse a mirar
cómo la luz emerge
de la sutil textura.
Así es el viejo oficio
del poeta, que comienza
en la idea, en el soplo
sobre el polvo infinito
de la memoria, sobre
la experiencia vivida,
la historia, los deseos,
las pasiones del hombre.
La materia del canto
nos lo ha ofrecido el pueblo
con su voz. Devolvamos
las palabras reunidas
a su auténtico dueño.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO