lunes, 27 de abril de 2015

Un libro para terminar abril: El príncipe, de Maquiavelo.


El marcapáginas del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha




El Departamento de Lengua Castellana y Literatura y la Biblioteca del IES “Aricel” han organizado un curso más el concurso para diseñar el marcapáginas que identificará a nuestra biblioteca durante el próximo año escolar.


La elección del tema o motivo viene determinada por la celebración de algún evento literario, y este curso, 2014-15, hemos decidido sumarnos a la conmemoración del IV Centenario de la publicación de la segunda parte de la gran obra de Cervantes, El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha.  





Durante estas últimas semanas, los marcapáginas han estado expuestos en los tablones de la entrada del Instituto. Muchos eran hermosos y originales, sin embargo, hubo que desestimarlos en la votación porque no hacían referencia a la segunda parte del libro sino a la primera y, por tanto, no se ajustaban a las bases. De todas formas, todos han sido expuestos en el tablón de la entrada.


La ganadora ha sido Clara Linares, de 2º de bachillerato A. Tanto su trabajo como el de las ganadoras de las diferentes categorías podéis verlos en esta imagen y en el vídeo final de esta entrada de nuestro blog, que muestra el momento en que se hicieron públicos los premios, el Día del Libro.

Enhorabuena a todas.











El poema de la semana

Del 27 de abril al 1 de mayo

Dame la mano 
                                     

Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás.
Como una sola flor seremos,
como una flor, y nada más...


El mismo verso cantaremos,
al mismo paso bailarás.
Como una espiga ondularemos,
como una espiga, y nada más.


Te llamas Rosa y yo Esperanza;
pero tu nombre olvidarás,
porque seremos una danza
en la colina, y nada más...



Gabriela Mistral

viernes, 24 de abril de 2015

Microrrelatos de abril: ganadores y clasificados.



"Aprieta, caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra".

Esta frase, dicha por don Quijote al final del capítulo LXIV, servía este mes de inspiración para las pequeñas historias que han llegado a la biblioteca. En torno a ella, hemos leído relatos caballerescos, de esgrima, de rodaje o teatrales. Entre ellos, los ganadores y seleccionados de este mes son los siguientes:



GANADORES

Había tenido un día terrible, de esos en los que todo te sale mal, y me fui a clase de esgrima para ver si se me pasaba el mal humor.
Llegué al gimnasio, me encontré con el hijo de mi profesor; tiene seis años, es alto y delgado, y me pidió que hiciéramos un combate. ¡Lo que faltaba!, pensé.
Al iniciar el ataque, cayó de espaldas. Me acerqué y me dijo muy serio: "Aprieta, caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra".
Me puse a reír, aquel pequeño Don Quijote me había alegrado el día.

Jorge Picado Cariño, 2º ESO E


 "Aprieta, caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra". Esas fueron las últimas palabras de don Manuel. El Caballero de la Negra Luna lo había derrotado y, siendo así, don Manuel no quería seguir viviendo con esa vergüenza de haber perdido un duelo. 
Después de eso, cae al suelo y los aplausos empiezan a escucharse por todo el teatro. La obra había finalizado.

Micaela Badea, 3º ESO A


CLASIFICADOS

Aguilar y Clemente eran dos caballeros que se llevaban muy bien, pero los dos querían a la misma mujer. Un día, Clemente estaba en la casa de Rosalía y, de repente, alguien tocó a la puerta. Era Aguilar. A Aguilar no le gustó que Clemente estuviera allí, lo cual dio lugar a una fuerte discusión, y los hombres empezaron a luchar.
Clemente, al ver que estaba perdido, dijo: "Aprieta, caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra". 
Aguilar se quedó algo confuso, pero decidió quitarle la vida.
Marcelo Huertas Ramírez, 2º ESO E


— Aprieta, caballero, la lanza, y quítame la vida, pues me has quitado la honra.
— No sé si darte ese gusto, mejor dejarte vivo, mas despojado de honra.
Isabelle me miraba, toda ojos llorosos y barbilla inquieta.
— ¿Te parece poco dolor saber que mi amada está junto a ti?
— Si te matase, le causaría daño a ella, y a mi amor no le deseo ningún mal.
— Si es lo que desea, hazlo. — murmuró ella, sollozando
— Así sea. — alzó la lanza, y cuando debía atravesarme el pecho...
— ¡Corten! Suficiente por hoy chicos.
Alba Bonillo López de 2° ESO A


 Diez de la mañana, sábado. Mi hermana y yo estamos haciendo deberes, ella me mira y disimuladamente se ríe. Las dos estamos esperando impacientemente a mi padre, que a las diez y media llegará a casa con todas las cajas del trabajo.
Ya ha llegado nuestro padre, rápido, bajamos al salón para coger las cajas.
Muy contentas, empezamos a montar una caja encima de otra y...¡tachán! Ya tenemos nuestra fortaleza. Después, cogemos dos cajas de escudo y recortamos unas lanzas en otro cartón.
La lucha comienza, yo gano porque soy mayor y tengo más fuerza. Mi hermana grita: "Aprieta, caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra".
Marina Martín Páez, 3º ESO A

Una dama fue casada con un caballero que no la amaba. Ella vivía en la riqueza, llevaba una vida perfecta. Todo el pueblo la admiraba, era una joven discreta y callada. Lo tenía todo, menos el amor de su esposo.
Pasaban los días y era maltratada, él no la amaba. La dama sufría día a día, recibiendo golpe tras golpe. Nadie sabía lo que ella aguantaba. Un día recibió un golpe fuerte por parte de su esposo, y esta le dijo:  "Aprieta, caballero, la lanza y quítame la vida, pues me has quitado la honra". 

Beatriz Montalbán García, 2º PCPI


jueves, 23 de abril de 2015

Que trata de cómo leímos en el Día del Libro la aventura que más pesadumbre dio a don Quijote

 
Para celebrar el Día del Libro, la lectura en voz alta de este mes se ha realizado hoy, 23 de abril. Nos hemos reunido a oír las palabras de un fragmento de El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, de Cervantes, con motivo de la celebración del IV centenario de la segunda parte de esta obra. Ha sido una lectura emocionante del capítulo LXIV, "Que trata de la aventura que más pesadumbre dio a don Quijote de cuantas hasta entonces le habían sucedido". 





En esta aventura, hemos conocido, a partir de las voces de Conchi, Alicia, Carmen y David, cómo Sansón Carrasco, disfrazado del Caballero de la Blanca Luna, derrota al fin a don Quijote. 


video


Aunque él seguirá afirmando, aún vencido, que "Dulcinea del Toboso es la más hermosa mujer del mundo, y yo el más desdichado caballero de la tierra, y no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad."  Y añadirá "Aprieta, caballero, la lanza, y quítame la vida, pues me has quitado la honra."



 La música que acompañaba el relato era de John Dowland, famoso compositor y laudista inglés de la época de Shakespeare y Cervantes.


video


Al final de la lectura, se han anunciado los ganadores del Concurso de Marcapáginas, que también tenía como motivo la celebración de este IV Centenario, y se ha colocado en la biblioteca una imagen de Cervantes, junto a las otras de escritores, músicos y cineastas que adornan las paredes. 


video


Puedes ver más fotos en nuestro facebook.

Os esperamos de nuevo a final de mayo, en la biblioteca, para encontrarnos de nuevo en torno a las palabras y la música.

domingo, 19 de abril de 2015

El poema de la semana

Del 20 al 24 de abril

Planchando las camisas del invierno

Cuando la primavera dio su tercer aviso,
ya en junio.
Cuando los días se volvieron
definitivamente azules
y la luz dulce se expandió
interminable
como las margaritas del jardín,
salpicando en el césped las manchas
amarillas y blancas de su vestido limpio.

Cuando la primavera vino para quedarse
y la sierra se desnudó a lo lejos,
                                                           ella
estaba en el salón, abierta la ventana,
respirando cierta tristeza,
como quien gana y pierde al mismo tiempo,
viendo brillar la tarde, al paso de los años,
antes de que el verano nos aplaste,
suavemente estirando las arrugas
del corazón,
planchando las camisas del invierno.

ÁNGELES MORA

domingo, 12 de abril de 2015

El poema de la semana

Del 13 al 17 de abril

Por lo visto

Por lo visto es posible declararse hombre.
Por lo visto es posible decir no.
De una vez y en la calle, de una vez, por todos
y por todas las veces en que no pudimos.

Importa por lo visto el hecho de estar vivo.
Importa por lo visto que hasta la injusta fuerza
necesite, suponga nuestras vidas, esos actos mínimos
a diario cumplidos en la calle por todos.

Y será preciso no olvidar la lección:
saber, a cada instante, que en el gesto que hacemos
hay un arma escondida, saber que estamos vivos
aún. Y que la vida
todavía es posible, por lo visto.

Jaime Gil de Biedma

jueves, 9 de abril de 2015

La luz de la primavera



Un mes más, nos reunimos en la biblioteca en torno a las palabras en voz alta y la música. En esta ocasión, la lectura fue de un cuento de Eloy Tizón, "Velocidad de los jardines", que hablaba de los efectos de la llegada de la primavera en un instituto.


Durante los minutos del recreo, sentimos llegar la luz a esas aulas, el miedo a los exámenes, el amor, la timidez y la valentía, y el recuerdo de compañeros con los que tanto se vive.

Alumnos y alumnas de 1º de bachillerato y el profesor Ginés pusieron su voz a las palabras de Eloy Tizón, mientras que Carmen y Jesús, de 2º de ESO, las acompañaron con el piano y la guitarra.



 Fueron muchos los que asistieron a oír esta historia y también a conocer los textos ganadores de los microrrelatos del mes. Su silencio y su atención fueron, como siempre, la mejor respuesta.


Os esperamos el próximo mes con una nueva historia.

miércoles, 8 de abril de 2015

Microrrelatos de marzo: ganadores y clasificados


   


En marzo, la frase para construir el microrrelato era "Los primeros días de primavera contienen un aire alucinante, increíble". Pertenecía a un cuento de Eloy Tizón, titulado "Velocidad de los jardines", que narra los efectos que tiene la llegada de la primavera en un instituto. Las historias que han llegado a la biblioteca han sido, como siempre, muy sugerentes. Entre ellas, estos han sido los relatos ganadores y las clasificados:

GANADORES
 

INVIERNO ETERNO
Cuentan historias de flores y abejas. Los más viejos dicen que los primeros días de primavera contienen un aire alucinante, increíble, que te nubla los sentidos. He oído decir que la gente sonríe sin razón en esa época. Que se pueden tumbar en un campo sin vallas ni fronteras.
Pero ahora los rascacielos han rascado tan alto que le hicieron daño a las nubes. Se hincharon, enfadadas, y ya de las estrellas o de las bandadas de pájaros no queda nada.
¿Qué más puedo hacer que escribir desde la tierra, ahora siempre muerta, si ya no puedo hablar, y del frío los labios se me agrietan?

Inmaculada Flores, 1º Bach


Allí estaba Raúl, el 2 de abril de 1942, tumbado sobre la hierba, muy grave, con un tiro en la parte izquierda del pecho. Probablemente le hubiera alcanzado el corazón. Lo supuse por la sangre que salía de su espalda. Me acerqué a mi amigo para despedirme y escuchar sus últimas palabras. Este respiró y me dijo:
- Mario, los primeros días de primavera contienen un aire alucinante, increíble.
¿Por qué me dijo eso y no un “Gracias por acompañarme” o “Dile a mi mujer e hijos que los quiero”?

Begoña Peña Morales, 2ºESO E



CLASIFICADOS

Salió corriendo de casa. Era tarde y aún tenía que pasear al perro antes de ir al trabajo. El despertador había sonado, pero lo había apagado y se durmió. Iba dando tirones de la correa, pero su perro no tenía intención de ir más rápido que otros días. En ese momento levantó la vista hacia el cielo con un enorme suspiro y descubrió un cielo lleno de colores, de sonidos, de vida…, y es que esos primeros días de primavera contienen un aire alucinante, increíble. Sonrió, suspiró y pensó que el atasco ese día sería un poco mayor, pero que la primavera lo merecía.

Eduardo Aragón Rueda, 2ºESO D


Los primeros días de la primavera contienen un aire alucinante, increíble, le había dicho a Mara Lucía. Ella no entendía muy bien por qué, ya que la primavera sólo es otra estación. Sin embargo, le sonrió y pensó en lo que debía ponerse esa noche, porque era la fiesta de cumpleaños del chico que le gustaba desde hacía un año. Una vez allí, él le sonrió, con su manera tan peculiar de guiñarle un ojo. A las doce en punto Mara se despidió, debía irse ya a casa. Pero él la despidió, no con dos besos, sino con uno y en los labios. Ahora Mara sí pensaba lo mismo que Lucía.

Paula Ramírez Medina, 2º ESO A


Veintiuno de marzo, almendros en flor, cantos de pájaros y risas de niños. Salgo a dar un paseo por el campo, veo a familias haciendo picnic, a los conejos saltando entre los olivos y a mi perro tras ellos. Esta mañana han llamado del hospital. Mi abuelo se ha curado del cáncer, puede ser el mismo de siempre y ahora entiendo por qué él siempre dice que los primeros días de primavera contienen un aire alucinante, increíble.

Alejandra Jiménez Peralbo, 2º ESO A




Los primeros días de primavera, hace un viento increíble, alucinante.
Hace tanto viento, que los dientes de león exploran tierras, ven mundo
y se reproducen cual conejo.
Hace tanto viento, que la energía eólica prolifera y las compañías
eléctricas caen en bancarrota.
Hace tanto viento, que los pingüinos aprenden a volar.
Hace tanto viento, que la gente vuela con su paraguas sin ser Mary Poppins.
Hace tanto viento, que la gente enloquece y se pone a leer
-voluntariamente- Crepúsculo.
Hace tanto viento, que los tornados confinan tiburones en su interior,
y Hollywood hace una película de ello.
E, increíblemente, hace tanto viento, que los rusos se abrochan la camisa.

Adrián Peinado Martínez 1º Bach


Aquel rayo de sol que me despertó de las pesadillas traía la luz del alba. Aquel frescor que se colaba entre las rejas me hacía sentir libre. Miré las marcas de tiza en la pared. Los primeros días de primavera contienen un aire alucinante, increíble y miré aquella luz por última vez. Mi libertad vendría a buscarme en el ocaso, junto con el abrazo de los fusiles.

Clara Linares Puñal, 2º Bach. A






































domingo, 5 de abril de 2015

El poema de la semana



Del 6 al 10 de abril

Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
-supervivo de todos los naufragios-,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.
Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
-hacer reír a los clientes desahuciados-,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.
Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
-no ser apenas nada en el tablado-,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.

GLORIA FUERTES