domingo, 29 de noviembre de 2015

El poema de la semana

Del 30 de noviembre al 4 de diciembre


Y sin embargo, amor, a través de las lágrimas,
yo sabía que al fin iba a quedarme
desnudo en la ribera de la risa.

Aquí,
hoy,
digo:
siempre recordaré tu desnudez en mis manos,
tu olor a disfrutada madera de sándalo
clavada junto al sol de la mañana;
tu risa de muchacha,
o de arroyo,
o de pájaro;
tus manos largas y amantes
como un lirio traidor a sus antiguos colores;
tu voz,
tus ojos,
lo de abarcable en ti que entre mis pasos
pensaba sostener con las palabras.

Pero ya no habrá tiempo de llorar.

Ha terminado
la hora de la ceniza para mi corazón.

Hace frío sin ti,
pero se vive.


ROQUE DALTON GARCÍA

martes, 24 de noviembre de 2015

Le poème de la semaine




  Automne

Á pas lents et suivis du chien de la maison
Nous refaisons la route à présent trop connue.
Un pâle automne saigne au fond de l'avenue,
Et des femmes en deuil passent à l'horizon.

Comme dans un préau d'hospice ou de prison,
L'air est calme et d'une tristesse contenue ;
Et chaque feuille d'or tombe, l'heure venue,
Ainsi qu'un souvenir, lente, sur le gazon.

Le Silence entre nous marche... Coeurs de mensonges,
Chacun, las du voyage, et mûr pour d'autres songes,
Rêve égoïstement de retourner au port.

Mais les bois ont, ce soir, tant de mélancolie
Que notre coeur s'émeut à son tour et s'oublie
A parler du passé, sous le ciel qui s'endort,

Doucement, à mi-voix, comme d'un enfant mort...

ALBERT SAMAIN

lunes, 23 de noviembre de 2015

El poema de la semana

Del 23 al 27 de noviembre



UN SONETO DE OTOÑO 
 
Si dejo que te vayas como sueltan los árboles
sus hojas, al descuido, una por una,
si llego a saber lo que ellos saben:
que la caída es alivio, cumplimiento,

entonces el miedo al tiempo y a la incierta fruta
no destemplará los grandes cielos lúcidos
de este otoño extrañísimo, dulce y severo.
Si aguanto lo oscuro con los ojos abiertos

y lo llamo no áspero o raro, sino estacional
(pues incluso el amor necesita quizá dormir un tiempo),
y, cual árbol, impasible y de pie ante los cambios,

pierdo lo que pierda para guardar lo que pueda,
la recia raíz bajo la nieve viva todavía,
resistirá el amor: ­si dejo que te vayas.


 MAY SARTON
(Wondelgem, Bélgica 1912-Nelson, Estados Unidos, 1995)

viernes, 20 de noviembre de 2015

Le poème de la semaine


      El Departamento de Francés se une a la iniciativa de difundir la poesía, no sólo como actividad perfectamente justificada dentro del ámbito del plurilingüismo, sino también como una herramienta  para conocer el alma humana.
     "La poesía es el diario escrito por una criatura del mar que vive en la tierra y desea volar", Carl Sandburg

Ilustración de Elena Romanova




Paris

 
Où fait-il bon même au coeur de l’orage
Où fait-il clair même au coeur de la nuit
L’air est alcool et le malheur courage
Carreaux cassés l’espoir encore y luit
Et les chansons montent des murs détruits


Jamais éteint renaissant de la braise
Perpétuel brûlot de la patrie
Du Point-du-Jour jusqu’au Père-Lachaise
Ce doux rosier au mois d’août refleuri
Gens de partout c’est le sang de Paris


Rien n’a l’éclat de Paris dans la poudre
Rien n’est si pur que son front d’insurgé
Rien n’est ni fort ni le feu ni la foudre
Que mon Paris défiant les dangers
Rien n’est si beau que ce Paris que j’ai


Rien ne m’a fait jamais battre le coeur
Rien ne m’a fait ainsi rire et pleurer
Comme ce cri de mon peuple vainqueur
Rien n’est si grand qu’un linceul déchiré
Paris Paris soi-même libéré.


Louis Aragon, 1944







jueves, 19 de noviembre de 2015

El amor, catedrático divino...


     Una vez más hemos asistido a una fantástica representación teatral de la comedia de Lope de Vega, La dama boba, a cargo de la compañía Teatre del Repartidor, que nunca nos defrauda. En esta ocasión se trataba del alumnado de 1º de Bachillerato, que tiene esta obra como objeto de estudio en su programación.





 Una de estas alumnas, Iara Ialea, de 1º de bachillerato C, nos aporta una breve crónica de su paso por el teatro del Centro Cívico del Zaidín:
 
     "El miércoles 11 de noviembre, los alumnos de primero de bachillerato, acompañados de algunas profesoras, fuimos al teatro. A las 9.45h nos encontrábamos acomodados en las butacas del teatro del Centro Cívico del Zaidín para disfrutar de La dama boba, la comedia de Lope de Vega. Esta obra era una adaptación llevada a cabo por la Compañía de Teatro del Repartidor, de l'Hospitalet de Llobregat, con bastante acierto, ya que se respetaba totalmente el espíritu de la original, con la dificultad añadida del verso. 
     Durante una hora, los actores (algunos interpretando a varios personajes) han conseguido atraparnos en la historia ideada por Lope de Vega, donde se ensalzan las potencialidades del amor. 
     Tras finalizar la representación tuvimos la oportunidad de hacer preguntas a los artistas y de fotografiarnos junto a ellos."





viernes, 13 de noviembre de 2015

El poema de la semana

Del 16 al 20 de noviembre



EDUCAR

 Educar es lo mismo
que poner motor a una barca…
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.


Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia
concentrada.


Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.


Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera
enarbolada.


GABRIEL CELAYA


jueves, 12 de noviembre de 2015

Leer, conversar y escribir: Roald Dahl, Boy.

Conocer al autor de Matilda o Charlie y la fábrica de chocolate, hablar sobre los propios recuerdos, y escribir sobre nuestra infancia, después de leer juntos en el aula; para todo esto se ha realizado esta guía de lectura . 

 

 

domingo, 8 de noviembre de 2015

El poema de la semana

Del 9 al 13 de noviembre     


¿Para quién escribo?, me preguntaba el cronista, el periodista
o simplemente el curioso.
No escribo para el señor de la estirada chaqueta, ni para su bigote
enfadado, ni siquiera para su alzado índice
admonitorio entre las tristes ondas de música.
Tampoco para el carruaje, ni para su ocultada señora
(entre vidrios, como un rayo frío, el brillo de los
impertinentes).
Escribo acaso para los que no me leen. Esa mujer que
corre por la calle como si fuera a abrir las puertas
a la aurora.
O ese viejo que se aduerme en el banco de esa plaza
chiquita, mientras el sol poniente con amor lo toma,
lo rodea y lo deslíe suavemente en sus luces.
Para todos los que no me leen, los que no se cuidan de
mí, pero de mí se cuidan (aunque me ignoren).
Esa niña que al pasar me mira, compañera de mi
ventura, viviendo en el mundo.
Y esa vieja que sentada a su puerta ha visto vida,
paridora de muchas vidas, y manos cansadas.
Escribo para el enamorado; para el que pasó con su
angustia en los ojos; para el que lo oyó; para el que
al pasar no miró; para el que finalmente cayó cuando
preguntó y no lo oyeron.
Para todos escribo. Para los que no me leen sobre todo
escribo. Uno a uno, y la muchedumbre. Y para los
pechos y para las bocas y para los oídos donde, sin
oírme, está mi palabra.
II
Pero escribo también para el asesino. Para el que con
los ojos cerrados se arrojó sobre un pecho y comió
muerte y se alimentó, y se levantó enloquecido.
Para el que se irguió como torre de indignación, y se
desplomó sobre el mundo.
Y para las mujeres muertas y para los niños muertos,
y para los hombres agonizantes.
Y para el que sigilosamente abrió las llaves del gas y la
ciudad entera pereció, y amaneció un montón de cadáveres.
Y para la muchacha inocente, con su sonrisa, su corazón,
su tierna medalla, y por allí pasó un ejército de
depredadores.
Y para el ejército de depredadores, que en una galopada final fue a hundirse en las aguas.
Y para esas aguas, para el mar infinito.
Oh, no para el infinito. Para el finito mar, con su limitación
casi humana, como un pecho vivido.
(Un niño ahora entra, un niño se baña, y el mar, el
corazón del mar, está en ese pulso.)
Y para la mirada final, para la limitadísima Mirada Final,
en cuyo seno alguien duerme.
Todos duermen. El asesino y el injusticiado, el regulador
y el naciente, el finado y el húmedo, el seco
de voluntad y el híspido como torre.
Para el amenazador y el amenazado, para el bueno y el
triste, para la voz sin materia
y para toda la materia del mundo.
Para ti, hombre sin deificación que, sin quererlas mirar,
estás leyendo estas letras.
Para ti y todo lo que en ti vive,
yo estoy escribiendo.


De En un vasto dominio (1958-1962) 

Vicente Aleixandre

              

lunes, 2 de noviembre de 2015

El poema de la semana

Del 2 al 6 de noviembre, en  la semana de los difuntos.


¿Cómo, muerte, tenerte
miedo? ¿No estás aquí conmigo, trabajando?
¿No te toco en mis ojos; no me dices
que no sabes de nada, que eres hueca,
inconsciente y pacífica? ¿No gozas,
conmigo, todo: gloria, soledad,
amor, hasta tus tuétanos?
¿No me estás aguantando,
muerte, de pie, la vida?
¿No te traigo y te llevo, ciega,
como tu lazarillo? ¿No repites
con tu boca pasiva
lo que quiero que digas? ¿No soportas,
esclava, la bondad con que te obligo?
¿Qué verás, qué dirás, adónde irás
sin mí? ¿No seré yo, muerte, tu muerte, a quien tú, muerte,
debes temer, mimar, amar?

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ



domingo, 1 de noviembre de 2015

Microrrelatos de octubre: ganadores y clasificados

       En octubre la frase seleccionada era: "A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta". Pertenece al cuento La ventana abierta, de Hector Munro, más conocido como Saki. En este relato podemos observar cómo en ocasiones la imaginación desbordada y la pulsión por la fabulación pueden usarse de forma un tanto cruel. Nos han llegado historias llenas de misterio, ironía, emociones... Entre ellas destacamos hoy las de los ganadores y clasificados del mes de octubre.
     

   Esta edición queremos dedicársela a nuestra querida compañera Susana Díaz, que inició este proyecto, y a su preciosa hija Irene, que tiene la suerte de venir al mundo con miles de libros, historias, relatos... bajo el brazo.

  • Categoría 1º y 2º ESO:
    • Ganadora: Celia Macías Cámara (1º ESO A).
    • Clasificados: Alejandro Delgado Fiore y Hugo Cortacero Pérez (1º ESO A).
  • Categoría 3º y 4º ESO y 1º y 2º BACH:
    • Ganadora: Margarita Casas (4º ESO B).
    • Clasificadas: Lucía Medina (3º ESO B) y Silvia Castro Porcel (4º ESO A).



MICRORRELATOS GANADORES:

        A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta, a la que llamé aquella tempestuosa noche.
Yo, con un pijama rallado y el brillo del hambre en mi mirada.
Tú, con aquella rebeca vieja y la bondad reflejada en el rostro.
Aún recuerdo tus palabras: ”Ven, entra, ya estás a salvo”.
Desde entonces me has cuidado como si fuese tu hijo, y es que así me siento.
Veinte años después, desde lo más profundo de mi alma puedo decir:
Descansa en paz, mamá, gracias por todo.

Margarita Casas, 4ESO B

Miedo al recuerdo
       A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta y de que esa tranquilidad se va a romper en mil pedazos.
Todavía tengo miedo. Después de tantos años me recorre el cuerpo de un extremo a otro. Parece que fue ayer cuando sonaba la alarma. Había que huir, dejarlo todo.
El sótano de la biblioteca fue el sitio escogido esta vez. La gente gritaba y corría. Las calles se quedaban desiertas, sembradas de terror.
Después del ensordecedor ruido, un espantoso silencio, ... mirando hacia la puerta. Los ojos clavados en ella.
Celia Macías Cámara, 1ESO A 

 CLASIFICADOS:

       A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta. Por más que intenté explicárselo a mi padre, como de costumbre, no me escuchó. Insistí: son sólo cien palabras, bueno, en realidad bastaría con ochenta... ¿Cómo voy a darle sentido a este microrrelato si aún no he definido el argumento y ya he escrito sesenta y nueve palabras para saber qué es lo que va a entrar por la puerta? De pronto, la puerta se abrió y por ella entró la última palabra.
Alejandro Delgado Fiore 1ESO A


       A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta. No era suficiente con tener colegio por la mañana, ¡también veníamos por la tarde! y encima "la loca", como era conocida la profesora de Lengua.  Nos decía que a veces tenía la sensación de que los vocablos, los adjetivos, los lexemas... ¡iban a entrar por la puerta! ¿Entendéis ahora por qué la llamábamos la loca? Pero todo esto acabó una tranquila mañana de octubre, cuando, de repente, la puerta del aula de 3B se abrió lentamente...

Lucía Medina Moreno 3ESO B



      La vida es tan ajena a lo que verdaderamente somos, que en cada humano el miedo a la muerte habita en mente y conciencia. No sabemos de dónde venimos ni a dónde iremos, sólo dónde estamos. Tal vez seamos murmullos del universo construidos por una serie de sentimientos abstractos y energías que se manifiestan a través de la vida. Una vida para aprender a amar y ser feliz si la casualidad no nos mata antes. Y estos son mis miedos, tan presentes que, a veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta. 
Silvia Castro Porcel, 4ESO A

No fui yo
        Me acusaron de matarlo y de haberlo escondido en aquel contenedor, pero no fui yo, fue aquel otro, el del pelo largo.
Me metieron en la cárcel y me tuvieron allí diez largos años. Cuando salí estaba enfermo, trastornado.
Un día vinieron a entrevistarme esos periodistas y les dije: "A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta". Me refería a los policías que vinieron a apresarme y que me han hecho la vida imposible durante todo este tiempo.
Hugo Cortacero Pérez, 1ESO A





Si queréis escuchar este cruel relato en las voces de nuestro alumnado, pinchad aquí
El autor del vídeo es el  profesor Daniel Guerrero (Canción final: Desert Raven de Jonathan Wilson).
Os dejamos también un montaje con más fotos del acto, en el que suena de fondo Je veux, de la cantante francesa Zaz. El autor del vídeo es el profesor Pablo López.