martes, 31 de enero de 2017

Le poème de la semaine

Ilustración de Belén Ruiz Esturla



Songes-tu parfois, bien-aimée, 
assise près du foyer clair, 
lorsque sous la porte fermée 
gémit la bise de l'hiver,

qu'après cette automne clémente, 
les oiseauxcher peuple étourdi, 
trop tard, par un jour de tourmente, 
ont pris leur vol vers le Midi ;

que leurs ailesblanches de givre, 
sont lasses d'avoir voyagé ; 
que sur le long chemin à suivre 
il a neigéneigéneigé ;

et que, perdus dans la rafale, 
ils sont transis et sans voix, 
eux dont la chanson triomphale 
charmait nos courses dans les bois ?

Hélas ! comme il faut qu'il en meure 
de ces émigrés grelottants ! 
songes-tu ? Moi, je les pleure, 
nos chanteurs du dernier printemps.

Tu parles, ce soir  tu m'aimes, 
des oiseaux du prochain Avril ; 
mais ce ne seront plus les mêmes, 

et ton amour attendra-t-il ?
FRANÇOIS COPPÉE

lunes, 30 de enero de 2017

Colaboradores de la biblioteca

Desde hace algo más de un par de meses, si uno entra en nuestra biblioteca notará algo distinto. No hay que ser muy observador para darse cuenta de que algo ha cambiado y no tiene nada que ver con la organización de los fondos o del espacio.




Lo que ocurre es que ahora, al abrir la puerta, uno puede encontrarse a Carmen, o a Raquel, o a Alejandro sentados frente al ordenador de los préstamos.





Pero también puede ver a Paula, o a Lucía, o a Mohamed, o a Carlos junto a las estanterías colocando libros devueltos o ayudando a algún alumno a elegir y encontrar su próxima lectura.




Todos ellos y otros muchos alumnos y alumnas, desde 1º de ESO a 2º de Bachillerato, forman parte del grupo de alumnado colaborador de la biblioteca. Se han ofrecido voluntariamente para prestar, hacer devoluciones, colocar y ordenar volúmenes, recomendar lecturas o participar en las actividades y tareas en la biblioteca a lo largo del curso. Desde ahora, trabajan junto a las profesoras del Equipo de Apoyo.



Este cambio en la biblioteca, en apariencia sencillo y natural ( los vemos moverse por allí con sus identificaciones y parece como si siempre hubieran estado), es emocionante y fundamental. La biblioteca es un espacio para todos en el Aricel. Por eso, que este grupo de alumnos y alumnas forme parte del equipo de trabajo es una gran noticia y una de las mejores cosas que han ocurrido allí en los últimos años.

Desde aquí les damos las gracias y esperamos que el grupo siga creciendo. Estáis todos más que invitados a participar.




domingo, 29 de enero de 2017

Ven, que te dé un verso

Del 30 de enero al 3 de febrero



ESCRIBO


Escribo sin modelo
a lo que salga,
escribo de memoria
         de repente,
escribo sobre mí,
         sobre la gente,
como un trágico juego
sin cartas solitario,
barajo los colores,
         los amores,
las urbanas personas
las violentas palabras
y en vez de echarme al odio
o a la calle,
escribo a lo que salga.


GLORIA FUERTES

domingo, 22 de enero de 2017

Ven, que te dé un verso

                                                                                    Del 23 al 27 de enero



Amor a primera vista


Ambos están convencidos

de que los ha unido un sentimiento repentino.

Es hermosa esa seguridad,

pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían

no había sucedido nada entre ellos.

Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos

en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles

si no recuerdan

-quizá un encuentro frente a frente

alguna vez en una puerta giratoria,

o algún “lo siento”

o el sonido de “se ha equivocado” en el teléfono-,

pero conozco su respuesta.

No recuerdan.

Se sorprenderían

de saber que ya hace mucho tiempo

que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada

para convertirse en su destino,

que los acercaba y alejaba,

que se interponía en su camino

y que conteniendo la risa

se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,

pero qué hacer si no eran comprensibles.

¿No habrá revoloteado

una hoja de un hombro a otro

hace tres años

o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.

Quién sabe si alguna pelota

en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres

en los que un tacto

se sobrepuso a otro tacto.

Maletas, una junto a otra, en una consigna.

Quizá una cierta noche el mismo sueño

desaparecido inmediatamente después de despertar.



Todo principio

no es más que una continuación,

y el libro de los acontecimientos

se encuentra siempre abierto a la mitad.


De Fin y principio, 1993


WISLAWA SZYMBORSKA



domingo, 15 de enero de 2017

Ven, que te dé un verso

                                                                                             Del 16 al 20 de enero


Después

Y ahora se inicia
la pequeña vida
del sobreviviente de la catástrofe del amor: 

Hola, perros pequeños,
hola, vagabundos,
hola, autobuses y transeúntes. 

Soy una niña de pecho
acabo de nacer
del terrible parto del amor. 

Ya no amo. 

Ahora puedo ejercer en el mundo
inscribirme en él
soy una pieza más del engranaje. 

Ya no estoy loca. 

"Otra vez eros" 1994

CRISTINA PERI ROSSI

domingo, 8 de enero de 2017

Ven, que te dé un verso

                                                                                                                              Del 9 al 13 de enero



PRIMERO DE ENERO
Las puertas del año se abren,
como las del lenguaje,
hacia lo desconocido.
Anoche me dijiste:
mañana
habrá que trazar unos signos,
dibujar un paisaje, tejer una trama
sobre la doble página
del papel y del día.
Mañana habrá que inventar,
de nuevo,
la realidad de este mundo.

Ya tarde abrí los ojos.
Por el segundo de un segundo
sentí lo que el azteca,
acechando
desde el peñón del promontorio,
por las rendijas de los horizontes,
el incierto regreso del tiempo.

No, el año había regresado.
Llenaba todo el cuarto
y casi lo palpaban mis miradas.
El tiempo, sin nuestra ayuda,
había puesto,
en un orden idéntico al de ayer,
casas en la calle vacía,
nieve sobre las casas,
silencio sobre la nieve.

Tú estabas a mi lado,
aún dormida.
El día te había inventado
pero tú no aceptabas todavía
tu invención en este día.
Quizá tampoco la mía.
Tú estabas en otro día.

Estabas a mi lado
y yo te veía, como nieve,
dormida entre las apariencias.
El tiempo sin nuestra ayuda,
inventa casas, calles, árboles,
mujeres dormidas.

Cuando abras los ojos
caminaremos, de nuevo,
entre las horas y sus invenciones
y al demorarnos en las apariencias
daremos fe del tiempo y sus conjugaciones.
Abriremos las puertas de este día,
entraremos en lo desconocido.

OCTAVIO PAZ