martes, 28 de febrero de 2017

Ven, que te dé un verso


Del 27 de febrero al 3 de marzo

Quisiera estar solo en el sur

Quizá mis lentos ojos no verán más el sur 
de ligeros paisajes dormidos en el aire, 
con cuerpos a la sombra de ramas como flores 
o huyendo en un galope de caballos furiosos. 

El sur es un desierto que llora mientras canta, 
y esa voz no se extingue como pájaro muerto; 
hacia el mar encamina sus deseos amargos 
abriendo un eco débil que vive lentamente. 

En el sur tan distante quiero estar confundido. 
La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta; 
su niebla misma ríe, risa blanca en el viento. 
Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.

LUIS CERNUDA

lunes, 27 de febrero de 2017

Entre son et sens





Carnaval est revenu

Refrain :
Carnaval est revenu
Carnaval est revenu
L’avez-vous vu ?
Il est passé dans la rue
Ni vu ni connu
Ni vu ni connu
Carnaval est revenu
L’avez-vous vu ?
Il est passé dans la rue
Ni vu ni connu
Ni vu ni connu
Il porte un masque de carton
Et souffle dans un mirlitó
Coiffé d’un chapeau biscornu
Mon p’tit bonhomme
À quoi joues-tu ?
Coiffé d’un chapeau biscornu
Mon p’tit bonhomme
À quoi joues-tu ?
Refrain
Il est toujours aussi farceur
Il a toujours aussi bon cœur
Souhaitons-lui tous la bienvenue
Mon p’tit bonhomme
À quoi joues-tu ?
Souhaitons-lui tous la bienvenue
Mon p’tit bonhomme
À quoi joues-tu ?
Refrain
A Mardi gras, à la Chandeleur
Faisons sauter les crêpes au beurre
Voici le jour tant attendu
Mon p’tit bonhomme
À quoi joues-tu ?
Voici le jour tant attendu
Mon p’tit bonhomme
À quoi joues-tu ?
Refrain
Jean Naty-Boyer

lunes, 20 de febrero de 2017

Entre son et sens


FÉVRIER

Pour le carnaval
En février,
Tout le monde est déguisé. 
Mettez ce que vous voulez : 
Masques, loups
Ou faux nez.
Il suffit d’aimer 
S’amuser
Et le tour est joué. 
Venez donc avec nous !
Serez-vous Pierrot
Ou fantôme fou ? 

(Web Professeur Phifix)

sábado, 18 de febrero de 2017

Arqueobiblio



     Mi primera aproximación a la lectura, allá por los años de mi infancia (los últimos sesenta), fue con lo que entonces se llamaban tebeos: unos comics de la época que tomaban el nombre de una de aquellas publicaciones, Tbo. Los vendían en un quiosco cerca de mi casa y valían una peseta, que venía a ser algo así como hoy un euro. Recuerdo que también vendían unos caramelos de nata, que me gustaban mucho, a diez por una peseta, y también polos de hielo en verano. Había tebeos de tres tipos:
    Unos eran seriados y las aventuras se iban engarzando a través de los números para que los niños los fuésemos comprando. Siempre eran historias de buenos contra malos y a menudo se enzarzaban en peleas en las que invariablemente ganaba el héroe a pesar de estar en minoría o en desventaja. Recuerdo "Flecha y Arturo", "El californiano", "El capitán Trueno", "El Jabato" y otros más.
   Otros eran de antihéroes, a los que todo les salía mal o estaban haciendo siempre gamberradas. Eran personajes entrañables como "Carpanta", "El botones Sacarino", "Pepe Gotera y Otilio", "Zipi y Zape", "Mortadelo y Filemón", etc.
   También estaban los tebeos para niñas que eran más insulsos y aburridos, con princesas y príncipes, niñas buenas y hacendosas o historias de amores. A pesar de todo también estos me gustaban y, cuando caían en mis manos, los leía.
  Todo el dinero que me daban lo gastaba en tebeos (en aquel tiempo no había tele, ni móviles, ni consolas). Los guardaba muy bien ordenados en una maleta vieja debajo de la cama como si fueran un tesoro, eran mi tesoro, y los leía y releía y me gustaba ponerme en la piel de los protagonistas e imaginarme casi partícipe de aquellas aventuras.
   Dicen que la infancia es (o debería ser) un paraíso de la memoria y realmente aquella época fue en mi recuerdo un tiempo esplendoroso y feliz de juegos, descubrimientos, imaginación y  lecturas. Hoy leer sigue siendo una de mis pasiones por muchas razones: porque sacia y estimula mi sed de conocimiento y porque sigue estimulando poderosamente mi imaginación trasladándome a otras épocas y permitiéndome vivir situaciones, realidades y experiencias que de otra forma nunca tendría.

Guillermo Aguado Bailón






Ven, que te dé un verso

Del 20 al 24 de febrero




Certeza

Me habéis amurallado
para que me acostumbre.
Pero aunque ahora no pueda
ni intente dar un paso,
ni siquiera proyecte fuga alguna,
ya sé que es por allí
por donde quiero ir,
sé por dónde se va.
Mirad, os lo señalo:
por aquella ranura de poniente.

CARMEN MARTÍN GAITE

lunes, 13 de febrero de 2017

Entre son et sens


Au bord de l'eau

S'asseoir tous deux au bord d'un flot qui passe,
Le voir passer ;

Tous deux, s'il glisse un nuage en l'espace,
Le voir glisser ;

A l'horizon, s'il fume un toit de chaume,
Le voir fumer ;

Aux alentours, si quelque fleur embaume,
S'en embaumer ;

Si quelque fruit, où les abeilles goûtent,
Tente, y goûter ;

Si quelque oiseau, dans les bois qui l'écoutent,
Chante, écouter...

Entendre au pied du saule où l'eau murmure
L'eau murmurer ;

Ne pas sentir, tant que ce rêve dure,
Le temps durer ;

Mais n'apportant de passion profonde
Qu'à s'adorer ;

Sans nul souci des querelles du monde,
Les ignorer ;

Et seuls, heureux devant tout ce qui lasse,
Sans se lasser,

Sentir l'amour, devant tout ce qui passe,
Ne point passer !

              René-François SULLY PRUDHOMME

domingo, 12 de febrero de 2017

Ven, que te dé un verso

                                                                                                 Del 13 al 17 de febrero


Ilustración de Penélope Lugares


Esta imagen de ti

Estabas a mi lado 
y más próxima a mí que mis sentidos.
Hablabas desde dentro del amor, 
armada de su luz. 
Nunca palabras 
de amor más puras respirara.
Estaba tu cabeza suavemente 
inclinada hacia mí. 
Tu largo pelo 
y tu alegre cintura. 
Hablabas desde el centro del amor, 
armada de su luz, 
en una tarde gris de cualquier día.
Memoria de tu voz y de tu cuerpo 
mi juventud y mis palabras sean 
y esta imagen de ti me sobreviva.
JOSÉ ÁNGEL VALENTE

jueves, 9 de febrero de 2017

Arqueobiblio


La profesora María Rosario Pérez nos invita a introducirnos en el mundo de Bomarzo y de La Obra, de la mano de Mujica Láinez y de Zola respectivamente.




"En esto de leer, como en casi todo, sería recomendable empezar poco a poco, pero a mí me gusta entrar a saco, así que cuando tengo que elegir un libro procuro que tenga, entre otras cosas, muchas páginas.
 Ahí van dos recomendaciones para lectores no demasiado jóvenes:
La Obra de Émile Zola y Bomarzo de Mujica Láinez. Dos obras muy diferentes pero que comparten la obsesión del ser humano por llevar al límite sus pasiones. 
En el primer libro, Zola (fundador del naturalismo francés y uno de los novelistas más leídos del siglo XIX) cuenta la historia de un pintor que lucha por ser reconocido. El autor te sumerge en la mente creadora y atormentada de uno de esos genios artísticos no valorados en vida... y te aporta una descripción realista del ambiente de la época.
 Mi segunda recomendación narra la vida y aventuras de un personaje atroz y angelical del renacimiento italiano, el duque de Orsini, también llamado el Contrahecho”. A través de las incontables desgracias y hazañas del protagonista, Mujica Láinez, despliega una visión cínica y objetiva de los manejos de la política, del poder... y de la psicología de quienes lo ejercen."
 María Rosario Pérez
 

domingo, 5 de febrero de 2017

Ven, que te dé un verso


Del 6 al 10 de febrero

Ilustración de Silvia Goig


T'introduire dans mon histoire...

La vida a veces es tan breve
y tan completa que un minuto
-cuando me dejo y tú te dejas-
va más aprisa y dura mucho.

La vida a veces es más rica.
y nos convida a los dos juntos
a su palacio, entre semana,
o los domingos a dar tumbos.

La vida entonces, ya se cuenta
por unidades de amor tuyo,
tan diminutas que se olvidan
en lo feliz, en lo confuso.

La vida a veces es muy poco
y tan Intensa -si es tu gusto...
Hasta el dolor que tú me haces
da otro sentido a ser del mundo.

La vida, luego, ya es nosotros
hasta el extremo más inmundo.
Porque quererse es un castigo
y es un abismo vivir juntos. 

JAIME GIL DE BIEDMA

Entre son et sens



Del 4 al 10 de febrero

La sección Le poème de la semaine cambia su nombre por Entre son et sens, y hoy está especialmente dedicada a la memoria de nuestro amado compañero, toujours vivant dans nos coeurs.



            La blanche neige

                Les anges les anges dans le ciel
                L’un est vêtu en officier
                L’un est vêtu en cuisinier
                Et les autres chantent.
                Bel officier couleur du ciel
                Le doux printemps longtemps après Noël
                Te médaillera d’un beau soleil
                D’un beau soleil.
                Le cuisinier plume les oies
                Ah! tombe neige
                Tombe et que n’ai-je
                Ma bien-aimée entre mes bras.

                GUILLAUME APOLLINAIRE, Alcools

Al teatro con Lope

     
                            

     La alumna de 1º de bachillerato B, Margarita Casas, nos ofrece su crónica sobre la asistencia a la representación teatral de la obra La dama boba, de Lope de Vega, a cargo de la compañía "En la Luna Teatro".

                            



     El 20 de enero muchos alumnos del instituto, de 3º de ESO y 1º de Bachillerato, asistimos, junto a algunos profesores, a una representación de La dama boba, a la Casa de la Cultura de Albolote.
     La obra es la historia de dos hermanas: una, muy inteligente y muy soberbia, y, la otra, boba. A lo largo de la obra van surgiendo historias amorosas y confrontaciones morales. Finalmente gracias al poder del amor la dama boba se vuelve inteligente.
     Las actrices y los actores se han dejado la piel con esta obra, han estado ensayando muchos meses y, aunque tuvieron algunos problemas con la iluminación, la representación fue impecable. De hecho, si al final de la obra ellos no nos lo hubieran comentado, ni nos habríamos dado cuenta (por ejemplo, en mitad de la represetación uno de los actores se torció un pie y ni lo advertimos).
     Ha sido una representación maravillosa y que nos ha ayudado a acercarnos a uno de los grandes clásicos de la literatura española.

Margarita Casas Ramírez

       



ARQUEOBIBLIO




     Nuestro compañero Julien, auxiliar de conversación francés, nos recomienda un libro que supuso un antes y un después en su experiencia como lector: "La insoportable levedad del ser", de Milan Kundera.
(Compartimos su texto original y la traducción).



     "Hier, loin d'ici, je baladais entre les pages blanches d'une vie à vivre. Sur le chemin, quelques odeurs étranges, et des objets bizarres : des livres. J'en voyais partout, chez moi, dans la rue, dans les magasins. Entre les produits ménagers et les fruits. Un jour, le hasard a mené mes yeux jusqu'à Kundera. Un écrivain tchèque, exilé en France. Le titre de l'ouvrage était "l'insoutenable légèreté de l'être". Drôles de mots, et cela m'a plu. Quelques jours après, un jour de soleil, et j'ai ouvert ce livre. Ma vie a changé dès ce moment-là. J'ai découvert que les mots, la poésie qu'ils transportent, me permettaient de voyager sans quitter le canapé. J'ai appris des expressions nouvelles, des mondes indomptés. J'ai rencontré des univers que jamais je n'aurais pu imaginer.
Depuis, grâce aux livres, aux arts, mais aussi aux gens, aux lieux, aux couleurs et aux rencontres impromptues, je cultive l'amour du voyage. Entre ici et mille ailleurs. Je survole la terre, et tant de galaxies. Comme un explorateur, que les mots mènent je ne sais où. Les mots ? Comme des valises."





     "Ayer, lejos de aquí, me paseaba entre las páginas en blanco de una vida por vivir. A lo largo del paseo, algunos olores extraños y unos objetos raros: los libros. Los veía por todas partes: en mi casa, en la calle, en las tiendas…, entre los productos de la limpieza y las frutas. Un día, el azar llevó mis ojos hasta Kundera, un escritor checo exiliado en Francia. El título del libro era "La insoportable levedad del ser". ¡Extrañas palabras! Y eso me gustó. Algunos días después, un día de sol, abrí el libro. Mi vida cambió a partir de ese momento. Descubrí que las palabras, la poesía que llevan consigo, me permitían viajar sin levantarme del sofá. Aprendí nuevas expresiones, mundos imposibles de domesticar. Encontré universos que nunca hubiera podido imaginar.
Desde entonces, gracias a los libros, al arte, pero también a la gente, a los lugares, a los colores y a los encuentros inesperados, cultivo el amor por el viaje. Entre el aquí y mil lugares más. Sobrevuelo la Tierra y tantas otras galaxias. Como un explorador a quien las palabras llevan no se sabe adónde. ¿Palabras? Como maletas."

jueves, 2 de febrero de 2017

Literatura Universal va a Madrid



Lo hermoso de dar clase es la oportunidad que te ofrece,  el día a día,  de vivir  las emociones como Sísifo. Si además la vida te obsequia con la posibilidad de  compartir un viaje con tus alumnos, las ocasiones se multiplican y su sorpresa es la tuya.  Y así ha sido el VIAJE  que el alumnado de 1º de Bachillerato de Literatura Universal ha realizado a Madrid. 
El primer día dimos un PASEO POR EL BARRIO DE LAS LETRAS. Leímos, siempre que lo permitía el tráfico, los poemas tallados en la vía. Visitamos la Casa de Lope y pudimos descansar en su patio. Por la tarde asistimos a una “conferencia-taller” de GRAFOLOGÍA. Todo un éxito, si consideramos que salieron concienciados de lo sumamente importante que es escribir respetando los márgenes, la caligrafía, la limpieza… Por último,  disfrutamos del MUSICAL, “La llamada”. Irreverente y alegre, a partes iguales.
La mañana del día siguiente lo pasamos en el PRADO. La explicación guiada sobre MITOLOGÍA fue genial. Asombrados por la majestuosidad de los cuadros, aún se esmeraron más en la exposición preparada por ellos. 
Sin embargo,  lo mejor de todo ha sido ver su felicidad y   cómo la curiosidad se ha ido prendiendo de sus almas.
Todos, sin excepción, han dado lo mejor que tenían y su comportamiento ha sido ejemplar, siempre atentos y muy respetuosos. En el camino de vuelta,  Andrea nos preguntó  “¿estáis contentos con nosotros?”  Fue conmovedor. Cómo no estarlo, con semejante regalo: Un albergue humanístico  en medio de la intemperie descarnada del presente.
Muchas gracias.

Antonio Luis Ortega  Ortega  y Ana López